Ella no tiene ganas de hacerse amigos. Le da hambre muy temprano como para salir a comer. Ella es así. Le gusta sentir el viento y escucharlo. Es una mujer que vive en Buenos Aires y aún así, es la ciudad que más odia. Se queja de la humedad, pero nunca de la crisis. Ella se quedó sin un peso, no le queda nada… dicen algunos. A ella le gusta divagar, es una nueva raza de vagabunda. Sueña durante el día y vive de noche. Pasa desapercibida para muchos, pero yo creo que es el espíritu de esta gran ciudad, y a veces me cuestiono si será un fantasma. Ella es una mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s