Elsa Nieves “Tita” Marincovich

No me quiero ir a dormir sin decirte feliz cumpleaños. Hoy cumplirías 95 años, abuela. Quiero decirte que hoy fui al teatro a las apuradas. Me invitó mi amiga, Manuela Del Campo, a último momento a ver una obra que se llama Quién retiene a quién…

No me esperaba emocionarme de tal manera. En lo único que pensaba era en volver a verte y despedirme, como los personajes que se reencontraban con los fantasmas de sus seres queridos.

Me enseñaste a ser apasionada y amar sin medida al arte, a los demás, a la naturaleza, a la vida misma. Aprendo de a poco a ser humilde, paciente y auténtica como vos.

Cuando tengo miedo y me siento sola me imagino un apretón suave de tus débiles manos y un beso en la frente de tus labios fríos.

Nunca te voy a olvidar y si algún día soy madre, siempre voy a hablar de lo increíble que era la abuela Tita.

No hay palabras suficientes para describir tu ternura y delicadeza, te amo para siempre.

Tu nieta,

Delfina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s